Esperpéntica batida en Galicia: uso de cohetes, presencia de menores… y matan un perro!

ADEGA califica de chafallada y esperpento la batida de este fin de semana en Friol, autorizada de manera "express" por la Xunta. Ilegalidades como la presencia de menores y el uso de cohetes, acabaron con uno único "trofeo" desolado: un pobre perro!

ADEGA había solicitado a la Xunta la denegación de esta batida por no quedar justificar la adopción de esta medida tan drástica, contemplada como una excepción en el Plano de Gestión del lobo. La propia norma que regulamenta lo manejo de esta especie en Galicia condiciona los “controles de la población” a la comprobación de la eficacia de los protocolos y medidas preventivas. En explotaciones ganaderas con daños recurrentes por lobo a comprobación de la eficacia de las medidas preventivas debería ser rigurosa, y de no tenerse implementado ninguna, no habría lugar a indemnizaciones y mucho menos autorizar batidas.

La prevención viene mostrándose, en las experiencias existentes, como el método más efectivo para reducir los ataques de lobo a la ganadería. La administración debe trabajar en su impulso aportando asesoramiento, asistencia y recursos suficientes, nombradamente en las zonas con mayor índice de daños. La puesta en marcha de las medidas preventivas debería ser una prioridad frente a la adopción de otras alternativas y garantizar que se apliquen correctamente. Los protocolos deben contemplar asesoramiento, ayuda y apoyo con recursos preventivos suficientes aportados por la Xunta, así como su supervisión y contraste en la fiabilidad y éxito/fracaso de los medios/recursos empleados, individuales o en combinación de varios.

Por eso cuando los ganaderos solicitan y la Xunta autoriza injustificadamente batidas de lobo, lo que está fallando es todo el modelo de gestión, es decir, hay un fracaso en la adopción de las medidas preventivas, en las compensaciones, en la concienciación y en la investigación del lobo y de sus poblaciones. Y el precio de este fracaso acaba pagándolo el lobo con plomo.

Tampoco es de recibo que los “controles” de las poblaciones de lobo acaben siendo responsabilidad de los cazadores, limitándose la Xunta a “supervisar” (en los casos en que esto acontece). ADEGA se pregunta que supervisión efectuó la administración en una batida como esta de Friol, en la que el cúmulo de ilegalidades no tiene fin: se usaron cohetes para “movilizar” a la fauna (hecho este denunciado por el propio SEPRONA); se registró la presencia de menores durante el acto cinegético; y se usaron como apoyo para ubicar a los objetivos cámaras de fototrampeo.


El resultado de semejante despropósito estuvo a la altura de las chafalladas y del cúmulo de irregularidades cometidas: remató con la muerte de un pobre cadelo que tuvo la mala suerte de cruzarse en el camino de los escopeteiros.

Como corolario la este esperpento, venimos de conocer que el ayuntamiento de Friol va a solicitar una noticia batida “al no cumplirse el objetivo de la primera”. ADEGA solicitará nuevamente a la Xunta su denegación, junto con una investigación de los hechos acontecidos en el “acto” de este fin de semana, con el fin de depurar responsabilidades. Y delante de la intención del ayuntamiento de pedir más batidas, advertimos al vecindario del ayuntamiento de Friol que miren bien por sus perros…

 

 

 

ADEGA solicita da Xunta a denegación dunha batida de lobos en Friol

Adega

Categorías
EcologíaGalizaTerritorios

Relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR